General

General

Hoteleros del alma

El hotel de los zapatos viejos.

20 de mayo de 2022

Cada vez qué me ha tocado asumir en un hotel que venía de etapas desactualizadas, con descontroles o abandono por distintos factores; aunque sean establecimientos en otras latitudes, características o idiosincrasias; el modelo que se presenta es idéntico.

El personal fue modificando las conductas en inconductas que con el correr de los años, se fueron normalizando y reconvirtiendo en nuevas conductas.

Como modificar las actitudes, si para todos están bien; los viejos empleados las internalizaron y los nuevos las aprendieron como si fueran buenas?


Aquel que llega... viene a romper una hegemonía muy cómoda; transformándose un enemigo potencial; sin reflexionar que tal protección va en contra del huésped y por consiguiente del hotel.

Enfrentado a estas circunstancias he analizado profundamente tal situación, para buscar una vía sana que modifique los pasos a seguir y justamente hablando de pasos; nació en mi mente esta teoría de los "zapatos viejos".

De lo más simple puede arribarse a situaciones complejas por lo cual no me ruboriza partir de allí para ejemplificar los hechos.

Cuando uno tiene un par de zapatos, durante mucho tiempo; el cuero, la capellada, la suela...se van modificando.

Se ablandan, debilitan, ajan y seden a los elementos más duros que se presentan; en este casos...los pies.

Se adaptan, buscan sus formas, rodean los contornos de cualquier característica, (juanetes, callos, sobre huesos, unas prominentes; o distintos caprichos ortopédicos) y se transforman en un guante, un traje a medida, un placer al andar.

Como aceptar y recibir un zapato nuevo... duro, rígido, inflexible; capaz de comenzar a doler en todos lados, en cualquier momento, a cada movimiento.

Sin duda tendrá las lógicas resistencias. Protestas, lágrimas al por mayor (muchas veces a escondidas) y en todo momento la voluntad de quitárselos quedando descansos.


Aprendí como cada vez en la vida estrenando zapatos, que no se pueden poner de pronto para siempre; se necesita comenzar a alternar de apoco cada día y retomar sin prisa pero sin pausa; pero con la convicción que los viejos ya están en el bote te basura y jamás volverán.

Lo más efectivo es concientizar que los nuevos zapatos tienen enormes ventajas ... son más seguros, más lindos; sin duda nos llevaran a mejores lugares, y mucho más lejos.

Autor: Victor Belchior.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.