General

General

Espiritualidad y Hospitalidad

Por Roberto Salvi.

13 de abril de 2022

¿ Dónde comienza primero esta comunión aplicada a la hotelería ?

¿ Como los vinculamos ?


El Km 0 de este sendero es la espiritualidad, el "adentro" de cada uno de nosotros que trabajamos para el bienestar y servicio de otros.

El espíritu es un punto de luz que no se sabe con exactitud donde se aloja en el laboratorio divino: nuestro cuerpo humano.

A partir de él formamos el cuerpo y lo vamos co-creando durante el transcurso de la vida. Ahí acumulamos mucha información, la que traemos y la nueva que vamos agregando.

Nada de todo eso se perderá nunca. Es un archivo único, mágico y universal.

Nacen las formas, estilos, pensamientos y actitudes, intentando mejorarlos en el tiempo infinito, vida tras vida.

En ese espíritu se alojan también nuestras formas de vivir y comunicarnos en comunidad, con otros y para otros.

La Luz que llevamos dentro será, después de mucho tránsito, la semilla inicial para brindarse. Un Ser que aportará cualidades interesantes y necesarias para las relaciones interpersonales : saber escuchar al otro, dar y darse los tiempos acordes a cada situación, cuidar, orientar, aconsejar... Generemos pensamientos altruistas y acciones honestas, francas y sinceras.

Todo ello nos dará frutos y calidad de vida, llevándonos a una vibración ascendente y superior que nos fortificará, redundando en beneficios sobre otros en lo laboral, personal o social.

Desde aquí deberíamos comunicarnos en la hospitalidad. Este es, a mi criterio, el punto de partida vinculante.

Gran desafío para mejorar nuestro espíritu en este ejercicio práctico que es la vida.

Si parte de nuestro tiempo lo vivimos en hotelería, mucho mejor será la interacción. Pruebas constantes, cambio de actores e interesantes sorpresas nos depara el día a día en esta actividad de servicios.

Una mejor Hospitalidad nace de una mejor Espiritualidad.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.